Archive | Cultura

Con Fernando Castro, integrante de la compañía de ‘Teatro Físico’ que ayer visitó al Politeama

En la mañana de ayer, el Complejo Cultural Politeama tuvo visitas extranjeras. La Compañía de ‘Teatro Físico’, originaria de Perú, realizó un taller de máscara neutra para estudiantes y profesionales del teatro y la danza.wmascaras1

La cita fue a las diez de la mañana en la sala ‘Beto Satragni’ del complejo. El taller se realizó de cara a la presentación de ‘Los Regalos’, obra que la compañía llevará hoy al Auditorio Nacional del SODRE. Fernando Castro, integrante de la Compañía de ‘Teatro Físico’, dialogó con HOY CANELONES sobre el taller, la obra y la corriente teatral que define la compañía.

Legado francés

Los presentes en el taller se centraban en ejercitar el movimiento, la gesticulación y el control del cuerpo. Buscaban comunicar a través del físico, el rostro quedaba a un lado. “El entrenamiento de la máscara es el entrenamiento del cuerpo. Lo que busca es quitar la información que da el rostro y transportarla al cuerpo”, explicó Castro.

La máscara neutra es una herramienta pedagógica que desarrolló Jacques Lecoq, actor francés “considerado como uno de los padres de lo que ahora se conoce como ‘Teatro Físico’”, según afirmó el tallerista. “Lecoq rescata una serie de tradiciones muy antiguas, europeas y asiáticas,  sobre el uso de la máscara y su aporte a la formación del actor y a la creación del espectáculo”, indicó Castro. La técnica es una formación previa al trabajo del texto que el actor representa.

La compañía peruana tomó las ideas del fundador del ‘Teatro Físico’ para aplicarla a sus obras y enseñarlas en sus talleres. “Somos tres socios en la compañía, cada uno viene de formaciones distintas. Yo vengo de la danza, Eduardo Cardozo del circo y Diego Cabello está más formado en el ‘Teatro Físico’ puro. Más allá de nuestras diferentes formaciones tomamos como punto de partida el trabajo de Jacques Lecoq, y su pedagogía”, explicó Castro.

Fernando Castro y Diego Cabello dictando el taller

Fernando Castro y Diego Cabello dictando el taller

Hablar sin texto

La instancia del Politeama tuvo tres horas de duración y conectó a muchos de sus inscriptos con un método de trabajo diferente, del que no habían participado antes. Hubo un total de diecisiete participantes de varias localidades del departamento. Luego del taller de máscaras, la compañía de ‘‘Teatro Físico’’ partió a Montevideo para presentar la obra ‘Los regalos’ en el Auditorio Nacional del SODRE. La obra cuenta la historia de un padre y sus dos hijos varones, que viven en un hogar sin mujeres. Cuando el hermano mayor debe realizar un largo viaje, tanto el padre como el hermano menor deberán aprender a comunicarse a pesar de no tener una relación muy cercana.

‘Los Regalos’ usa el lenguaje de las máscaras, la acrobacia y el clown, las escenas y presenta la cotidianeidad de una familia que se debate entre las demostraciones de amor. No tiene texto y se centra en la interpretación desde el cuerpo. La compañía llevó esta obra a  Argentina, Alemania y Colombia, además de presentarla en Perú por tercer año consecutivo. Castro contó que de todas las obras que el grupo tiene, ‘Los Regalos’ es la “más viajera”, porque al no tener texto es accesible para países de diferentes idiomas.

‘Copacabana’, ‘Tu Voz persiste’, ‘Historia de la Felicidad’, y ‘Deshuesadero’ son algunas de las otras obras que la compañía ha llevado adelante desde que se formó en 2013.

Fernando Guerrero

Posted in Cultura, Noticias0 Comments

Con Lía Irigoyen, directora de la revista ‘Our Dance’

our dance

La revista `Our Dance’ es uno de los conjuntos que actuará esta noche en el tablado municipal de la Plaza Paraguay. El grupo, fundado en Santa Rosa pero con integrantes de la zona del Santoral, se encuentra compitiendo en el concurso departamental de Carnaval, en la categoría revista, rubro agregado este año en el concurso. HOY CANELONES habló sobre el tablado de hoy y la propuesta del conjunto con Lía Irigoyen, directora de Our Dance.

-¿Qué presentarán esta noche?

-Nuestro espectáculo se llama ‘Direcciones’. Mostramos una familia compuesta por seis actores, cada uno representa un género musical que van desde la salsa, el tango, el axé, el adagio  y el  reggaeton. Cada género musical tiene su vestuario, a su vez está el hilo conductor, que es el problema que presenta esta familia. Al final el público se encuentra con el mensaje que queremos dar, cada personaje tiene su propia reflexión, que nos encantaría que la vieran.

-Además de presentarse en diferentes tablados este año están compitiendo…

-Sí, y estamos re contentos. Hace tres años que estoy con esta revista y es la primera vez que se incluye al rubro en el concurso departamental. De esta manera crece la categoría dentro de Canelones y se genera otra motivación. Hay cinco revistas compitiendo.

-¿Por qué creés que la categoría se incluyó recién este año?

-Ya de por si la categoría revista nunca fue muy fomentada en el país, menos en el departamento. Hace varios años que, junto con otros directores del género, fuimos a plantear la idea de incluir la revista a la Intendencia. Y los organizadores de este año nos pusieron atención, nos escucharon. Hay más de cinco revistas en el departamento, pero para ser el primer año es un buen comienzo.

-Pero sí es un rubro que tiene apoyo popular…

-Sí, nosotros venimos de diferentes zonas, la base es en Santa Rosa pero somos 25 integrantes de todos lados, Sauce, San Jacinto, San Bautista y San Ramón. Al ser de varios lugares tenemos bastante público, y en Santa Rosa siempre nos apoyaron por parte del municipio y las familias de la localidad. Cada evento que hicimos para recaudar fondos para la revistas contó con mucho apoyo.

-¿Cuándo arrancaron tenían ya esta característica de ser de todos lados?

-Fue algo medio loco. Yo empecé a dar clases de baile en Santa Rosa hace tres años y se acercaron alumnos de diferentes lugares. De esa academia formé la revista y sin querer se fue sumando gente de todos los lugares. Salimos del colegio de Santa Rosa, ellos nos abrieron las puertas para ensayar y para formar los grupos.

-¿Cómo fue el proceso creativo para este año?

-Cómo teníamos la posibilidad de competir nos planteamos dar un mensaje para este año. A los chicos se les ocurrió el tema de la familia. Los textos están a cargo de Ignacio Torres, integrante de la revista. Con la ayuda de Daniel Guillen, humorista de Santa Rosa, y algunos aportes míos

 

-¿De dónde vinieron las ganas de hacer una revista?

-Fue un planteo mío hacia los chiquilines de la academia. Es la categoría que más entramos porque es la que se baila más. Yo estaba vinculada con algunas revistas y se me ocurrió la idea y a los chico le re gustó.

F.G.

Posted in Cultura, Noticias0 Comments

En marzo comienzan los talleres de Tango en Descarril-Espacio Cultural Autogestionado

El grupo de baile Guadalupenses ha tomado impulso desde su creación en 2016. Sus integrantes han estado ensayando todos los lunes del verano en el Descarril-Espacio Cultural Autogestionado, y ahora se preparan para el comienzo de los talleres en marzo.

 15wTango

HOY CANELONES conversó con Carlos Javier Rivero, fundador de Guadalupenses y profesor a cargo de los talleres en Descarril y en varios centros culturales del departamento de Canelones.

De chicos a grandes

Las clases en Descarril se dictarán de forma gratuita y estarán destinadas a los que recién comienzan a vincularse con la danza arrabalera. “Invitamos a personas de bajos recursos que no puedan pagar un curso, y a todo el interesado en la disciplina que se quiera arrimar”, dijo Rivero. Podrán asistir a las clases desde chicos de 8 años hasta adultos sin límite de edad.

El trabajo de Rivero no se queda solo en Descarril. Él y su grupo dictan clases en varias localidades del departamento. En Progreso darán clases a partir de abril, en la Asociación de Jubilados y Pensionistas de Progreso, y de forma gratuita a los socios. En Santa Lucía los cursos son de Tango, Folclore y Danzas Teatrales y se dictan en el espacio cultural La Olla.

El interés del MEC y de los diferentes espacios cultuales se dio debido a la presentación que el grupo hizo el año pasado en la Primera Asociación de Jubilados y Pensionistas de Canelones, a beneficio del merendero ‘Charly Quaglia’ y que despertó iteres en el público y las autoridades presentes.

Para profundizar

En Canelones, el grupo comenzará con clases particulares para personas que ya tengan un nivel en el baile tanguero y quieran profundizar sus estudios. Estas clases incluirán la visita de referentes extranjeros, como Isabel Flores, ganadora del campeonato Inter-Milongas–CIM en el año 2015, y Érica Medina, dueña de una milonga en Buenos Aires. “El año pasado trajimos a Flores y dio un taller para niveles intermedios. Este año va a mostrar algo más especializado”, explicó Rivero. Estos cursos no se darán en Descarril y tendrán un costo.

Para tener un nivel profesional es mejor arrancar de joven, pero la edad no es un impedimento. “Si te gusta y no tenés ninguna enfermedad que te impida hacer los movimientos correspondientes de la danza, no hay ningún problema. Yo empecé con 30.”, manifestó.

Rivero estudió tango y folclore en el Espacio Cultural EMAO y luego participó en varios grupos de baile. En estos años se fue perfeccionando en el folclore y el tango. Actualmente reside en Canelones pero viaja a Argentina a estudiar técnicas de tango.

F.G.

Posted in Cultura, Noticias0 Comments

MOMO TODO EL AÑO – La Mojigata: El retorno

Uno de los retornos aguardados con mayor expectativa por parte del público en la fiesta de Momo. Después de cuatro carnavales estando ausente desde su última aparición en 2012, la murga que comenzara a transitar su recorrido allá por 1998, en un taller del TUMP brindado por Edú ‘Pitufo’ Lombardo, se instaló nuevamente en la escena carnavalera, planteando un espectáculo en el que el decir toma la posta.

 14wMomo

La idea de la propuesta es sacar a relucir una foto de la sociedad actual, y la diversidad de opiniones que en ella conviven frente a distintos temas. A modo ilustrativo, el conjunto gestado dentro de la órbita de la movida joven, no se encierra en una determinada idea o mensaje para el entendimiento de su espectáculo, sino que abre un abanico de posibilidades que quedan merodeando en la cabeza del espectador.

Ignacio Alonso, redoblante, y uno de los letristas del conjunto, dialogó con MOMO TODO EL AÑO y se refirió tanto al proceso de trabajo que inició a mediados de 2016, como a la participación del conjunto en la Primera Rueda del Concurso Oficial, entre otros temas.

¿Cómo se vivió el proceso de cara a una nueva prueba de admisión después de algunos años?

El proceso por un lado estuvo bueno, y por otro lado fue difícil porque tratamos de no cargarnos de horarios con los ensayos. Algunos estábamos en ‘Pocas Nueces’, y era un trabajo diario. Eso hizo que faltáramos a muchos ensayos, y para escribir fue todo bastante lento. Arrancamos cantando tres, o cuatro cosas, que no fueron al final, y terminamos el bloque de la prueba faltando una semana para la actuación. Hicimos pila de talleres, generando contenido para el espectáculo, y eso unió al grupo. La respuesta en la prueba de admisión fue mucho más de lo que esperábamos. Nunca sabés qué es lo que puede pasar, porque no hay mucho público que te vaya a ver a los ensayos previos. En el espectáculo que presentamos en la prueba tuvimos un bache que casi nos paralizamos todos, y zafamos. En un momento dado, uno de los compañeros tiró una encuesta que no iba, entonces la pregunta que yo tenía que tirar después, quedó trunca, y el compañero que remataba la encuesta que se había tirado mal, no entró nunca. Esos segundos fueron eternos. Cuando lo comentamos, más de una persona pensó que no era un error. ‘Esto es bien mojigatezco’, decían (risas)’.

¿Cómo se hace para no repetirse a la hora de escribir, teniendo en cuenta el trabajo que algunos de los integrantes llevaban a cabo diariamente en ‘Pocas Nueces’?

Las ideas son las que están en la vuelta, el tema es cómo las abordás. Hubo cosas que si no hubiese estado ‘Pocas Nueces’, hubiesen ido para La Mojigata. Hubo mucha discusión y momentos tensos, como en cualquier proceso colectivo. Por momentos se hizo difícil, porque cada uno quiere dar lo mejor, y hay que negociar con los compañeros. Los últimos días fueron bastante caóticos de cara a carnaval, porque algunas cosas llegaron apelotonadas. Hasta la parte de ‘La Educación’ está como bastante pulido todo, y de ahí para adelante hay menos revisada de letra. La retirada no tuvo mucho retoque porque llegó bien sobre la hora. Por lo general escribimos la idea con una música. Este año, la canción que usamos en la presentación, es de Facundo, y el estribillo también: ‘Este año el pueblo despertó…’. La llegamos a ensayar en el 2005, y nunca fue. A partir de esa canción se empezó a hilvanar la idea del espectáculo con las encuestas’.

La fiesta y los tiempos…

Con el desfile me pasa que hay una parte que me gusta, y otra que no. Porque estás ensayando cinco meses, armando un espectáculo de carnaval, y el último día, cuando ya lo tenés pronto, con unas ganas bárbaras de mostrarlo; hay un desfile. Cortás todo ese proceso, y ese día no tenés ninguna actuación. Estaría bueno que los desfiles terminaran con actuaciones. Que vos desfiles un poquito, y en determinada esquina hagas un escenario. Ningún grupo se prepara para un desfile. En los países en los que el carnaval es más de desfile, los conjuntos ensayan esas instancias. Así y todo está bueno porque llegás a la Plaza Independencia, te encontrás con tus amigos, la gente que te va a ver, etc. Lo malo es que cada vez hay menos interacción con la gente, por el tema de las vallas. Los tablados estuvieron bastante bien. Solo el primer velódromo estuvo más complicado, porque fue a primera hora, y había cosas que teníamos muy verdes aún. Pero con el rodaje todos los tablados han estado divinos. Hicimos cosas que después sacamos para el Teatro de Verano. En un momento pensamos en acortar la retirada, porque era lo que estaba menos ensayado, y estábamos pasados de tiempo, pero luego resolvimos sacar una canción final sobre los valores.

¿Qué significó para ustedes el folclore de volver a concursar en el Teatro de Verano?

Fue emocionante. Más allá del concurso que para mí está mal hecho en muchos aspectos, el lugar está buenísimo y tiene esa mística inexplicable. Durante todo el día estuvimos rodeados de amigos y allegados. Llegué re tranquilo al club, y después empezaron a venir los nervios, porque había mucha expectativa, y si no la colmás es una cagada. Más allá de todo eso el ambiente estuvo muy tranquilo en lo previo a la actuación. Se arrimó gente que siempre la vimos estando en La Mojigata, y que hacía cinco años que no la veíamos. Hay un montón de gente alrededor de la murga, que siempre está. Fue como un gran cumpleaños porque hay personas que te saludan, te vienen a ver, y juntás a los familiares de todos lados (risas). En cuanto a la actuación, lo hablamos después con los gurises, y hace pila que no vivíamos una instancia así con tanto disfrute. Fue como que estábamos en un ensayo, y varios compañeros me dijeron lo mismo. Con esa distensión y desprolijidad bien entendida. No pesó la expectativa tampoco. Antes de los primeros aplausos, la murga estaba colocadísima. Antes de subir al escenario, algunos compañeros pedían preguntas en la platea. El método es que se le dan las preguntas a Fede que las reúne, y las pasa en limpio para utilizarlas en la despedida.

Los comentarios…

El espectáculo nos permitió llegar a otro público, y ampliar un poco el espectro. Hay temas que son complejos, y se logró que llegaran a la gente. Recibimos comentarios de un montón de gente, y vos te das cuenta cuando la persona te elogia solo por darte para adelante, y cuando te elogia poniéndose detallista en lo que te dice; ahí te das cuenta que realmente le gustó. Al bajar nunca pregunto cómo estuvo. Te saludo, y si me decís algo bien, y si no también.

¿Con qué se va a encontrar la gente que no vio aún a La Mojigata?

La gente se encuentra con una murga que está haciendo encuestas en la platea, porque considera que es la voz del pueblo, y de esas preguntas se van desprendiendo las diferentes partes del espectáculo. El enfrentamiento entre lo público y lo privado, la pérdida de valores, la ideología y la gestión, etc. Siempre hay puntos opuestos pero que también son complementarios. Tomamos un poco para la broma a la necesidad de los medios de comunicación de confrontar dos cosas para que la gente opine. Se trata de que cada uno saque su propia conclusión, sin transmitir un mensaje final.

Posted in Cultura, Noticias0 Comments

Crónica de Momo: Recorrida por el Tablado Popular ‘Eduardo Vadone’, de la ciudad de Canelones

“Es muy enriquecedor para nosotros compartir escenario con artistas tan diferentes”, dijo el plena actuación Alejandro Spuntone, del dúo Spuntone-Mendaro, dando cuenta del a diversidad de géneros musicales que hubo en la noche del pasado jueves en el Tablado Popular ‘Eduardo Vadone’, ubicado en el predio lindero a la pista de skate, a pocos metros del Estadio ‘Martínez Monegal’ de la ciudad de Canelones.

w3

La variada oferta no estuvo solo en las propuestas musicales, sino también en los stands y los juegos, que demostraron que el tablado crece año a año. HOY CANELONES realizó una recorrida por el evento y recogió testimonios de la gran fiesta popular que, noche a noche, se viene desarrollando en el lugar.

w2

Juegos música y comida

Al llegar al lugar, llama la atención el tamaño de los juegos inflables instalados en el predio. Castillos inflables con forma de rinoceronte y de dinosaurios y camas elásticas, entre otras atracciones, conforman el lugar destinado a los más pequeños. “Tenemos tres tipos de juegos inflables: los clásicos, los de competencia y los temáticos”, contó Maximiliano Silvera, uno de los dueños del parque.

Los juegos temáticos hacen referencia a un dibujo animado, un juego de video o de mesa. En los de competición se puede jugar a ver quién baja o sube primero. El tamaño de los juegos sirvió hasta para una improvisación de la murga El Limón Fraterno, durante su actuación. ”Ansioso el hombre de los juegos, no se puede creer lo grande que son”, bromeó el cupletero de la murga.

La concurrencia fue buena. El predio estaba lleno de gente. Veteranos con sus sillas disfrutando de un lugar cercano al escenario, jóvenes en la pista de skate, chicos y grandes recorriendo los puestos y los juegos y algunos parados a lado del escenario con termo y mate. Los stands también tienen una amplia oferta de ropa, accesorios, calzado y equipación de audio. Hay más de diez stands ofreciendo sus productos, además de una plaza de comidas y una barra de tragos.

 w1

Entre dúos y murga

Los artistas arrancaron a las 21 hrs. Primero le tocó el turno al folclore, con la presencia de dos músicos locales: Alcides Tejera y Richard Colman, quienes recibieron un gran aplauso del público presente. Luego subió la murga pedrense El Limón Fraterno, con un buen despliegue de vestuario y un show que tuvo a la ansiedad como eje temático. La murga plantea con humor cómo el ser humano es ansioso desde épocas históricas, y como esa ansiedad aumenta con la tecnología. Los murguistas se bajaron más de una vez del escenario a interactuar con el público que les seguía le juego.

w5

Luego de que la murga entonara su retirada, le tocó el turno a Rolando Paz y Yesty Prieto, acompañados del a banda Melómanos. Ni bien empezaron a cantar, la gente se paró de sus sillas y empezó a bailar al lado del escenario, prueba suficiente para demostrar la vasta trayectoria de ambos músicos en la escena tropical uruguaya, que pasaron por Karibe con K y L´Auténtika, entre otros.

La cumbia dio paso al humor, y el dúo Descontracturados se apoderó del escenario. Los jóvenes de Florida brindaron un divertido show que incluyó imitaciones a personajes locales como el futbolista Diego Lugano y el conductor radial Daniel Pose, y clásicos de la escena nacional como Alberto Sonsol y José ‘Pepe’ Mujica. Todos los artistas actuaron en el horario estipulado y no hubo que esperar mientras se bajaba una banda y se subía otra.

El cierre fue con el dúo Spuntone-Mendaro, conformado por Alejandro Spuntone y Guzmán Mendaro. Los músicos, reconocidos en el rock nacional, interpretaron temas clásicos de bandas como Buitres, El Cuarteto de Nos, La Tabaré, Sórdromo y Doberman, entre otras. Los músicos le sacaron la distorsión a las guitarras de rock y llevaron las canciones a un formato íntimo y acústico. La mayoría del público se quedó hasta la final y valoró a los artistas en escena y al trabajo de los organizadores.  Compartimos algunas imágenes de una gran noche en el Tablado Popular ‘Eduardo Vadone’.

w6

Texto y fotos: Fernando Guerrero

 

Posted in Cultura, Noticias0 Comments

Con el director David Molina y la actriz Rosa María Hernández, de la obra ‘Viva la vida’

El próximo viernes 17 de febrero se presenta la obra ‘Viva la vida’, de la compañía chilena La ciega que soñaba, en el Teatro Eslabón. El grupo de teatro eligió a Canelones para estrenar la obra que recorre la vida y obra de la artista mexicana Frida Kahlo. Las entradas se encuentran a la venta a $200 (generales) y $100 (Socio Espectacular).

La actriz venezolana Rosa María Hernández interpretando a Frida Kahlo, en la obra ‘Viva la vida’, que se presentará el 17 de febrero en el Teatro Eslabón de Canelones.

La actriz venezolana Rosa María Hernández interpretando a Frida Kahlo, en la obra ‘Viva la vida’, que se presentará el 17 de febrero en el Teatro Eslabón de Canelones.

Para saber más sobre el espectáculo, HOY CANELONES conversó con David Molina, director de la obra, y con Rosa María Hernández, actriz que interpreta a Frida Kahlo. El trabajo consta de la adaptación de un monólogo teatral escrito por Roberto Robles en el año 1998. En la obra hay una escenografía austera: solo una silla y una mesa. De esta manera, se resalta aún más el trabajo la actriz, quien interpreta sola en el escenario el texto de Robles y al cuerpo de Frida Kahlo.

¿Qué tan difícil fue interpretar desde el cuerpo a un personaje que sufrió un grave accidente que le dificultó buena parte de su movilidad?

Hernández: Ha sido un trabajo bastante complejo, porque además de lo que expone la vivencia de Frida, que pasó a través de procesos quirúrgicos dolorosos y transformadores, yo también tengo ciertas particularidades. David Molina le dio una resignificación corporal: cada palabra, cada frase está aunada a un movimiento que tiene la complejidad de una pierna tiesa, de una espalda llena de cicatrizas, de un corazón que lloraba arte. Trasmutar todo eso a través de mi cuerpo fue realmente un desafío.

La escenografía está compuesta con pocos elementos, a propósito…

Molina: Sí, decodificado a través de esta técnica, del trabajo con objetos donde la significación y la resignificación de cada elemento nos entregan una nueva lectura de un personaje que ya conocemos. El trabajo tiene una gran influencia de Jerzy Grotowski, que es uno de los maestros de la actuación mundial.

¿Cómo fue el proceso de pasar el texto de Robles a la puesta en escena?

Molina: Pasarlo a escena pasa por hacerlo carne a través del trabajo físico de una actriz que tiene sus complejidades físicas, a través de los obstáculos y las resistencias. Llevamos trabajando nueve meses en este proyecto ya mancomunado, con la ayuda de la producción uruguaya para que esto salga al mundo. El texto nos convoca a esta energía de hacer teatro desde el cuerpo de la actriz, que tiene una hora de trabajo y que pasa por el plano político y sociocultural  de México, y también latinoamericano.

Hernández: Estamos súper felices de la oportunidad que nos presenta Uruguay como punto de partida, para poder presentar esta versión conjugada en diferentes visiones, la del dramaturgo que es mexicano, la de David (Molina) que es chileno y mi visión (que soy venezolana).

¿Cómo fue a parar una artista venezolana en una compañía chilena?

Hernández: Principalmente fue por el hecho de que David Molina haya creído en mí. Desde allí abrí las puertas al universo de trabajo de los chilenos, que me parece muy interesante. Hay mucho que decir dentro de esa franjita de país que atraviesa medio Latinoamérica, y ese qué decir está plasmado en la obra.

 F.G.

Posted in Cultura, Noticias0 Comments

MOMO TODO EL AÑO: Don Timoteo en tiempo de renovación

Mucha expectativa se ha generado por la murga Don Timoteo para este Carnaval 2017, a raíz de una renovación en su plantel, incorporando figuras emblemáticas del género y la escena carnavalera. Edú ‘Pitufo’ Lombardo, Marcel Keoroglián, Martín ‘Laucha’ Sacco y el entrevistado, Pablo ‘Pinocho’ Routin forman parte del grupo creativo de la murga, aunque las decisiones artísticas siempre se colectivizaron.

 07Momo

 Escribe: Nicolás Oroño

Así llega ‘Mamá yo quiero, mamá’ a los distintos escenarios de la fiesta de Momo. Un espectáculo que atraviesa por distintos pasajes de humor, crítica y sátira, volcados en escena por las “madres” de los murguistas, que luego de cantar el saludo dejan un bache en el escenario que debe ser cubierto. El diálogo con el ex integrante A Contramano, y Falta y Resto, entre otros, paseó por los confines de este nuevo proyecto artístico que ve la luz en febrero, así como también por pensamientos y sentimientos consecuentes con su trayectoria en Carnaval.

¿Cómo se dio tu llegada a Don Timoteo?

Tenía resuelto no salir. Estaba con intenciones de hacer la puesta en escena de Cayó la Cabra, como el año pasado. Me llamó Pitufo y me planteó que estaría bueno que pudiéramos salir juntos. Me dijo: “Es ahora o nunca”. Hace un par de años que andamos con la idea en la cabeza de volver a salir juntos. Él me había invitado para integrar Asaltantes con Patente en 2007, y en ese momento preferí quedarme en A Contramano. Conozco a la barra de Don Timoteo, que la quiero pila, y conozco cómo es el ambiente. Además, está Marcel Keoroglián, por quien tengo una admiración bárbara. Me interesó que la creación iba a ser bastante colectiva, entonces resolví salir por un montón de factores.

¿Cómo fue atravesar el proceso creativo?

El proceso fue largo y lindísimo. Empezamos en junio a definir ideas de por dónde podía ir el espectáculo. Una vez que se resolvió la idea central y el hilo argumental del asunto, comenzamos a escribir. Me gustan los procesos de creación de los espectáculos. Sobre todo cuando el ambiente está bueno, hay capacidad de laburo y ganas. Todo eso estuvo presente en Don Timoteo. Cuando se estrena y se muestra pasa a ser otra cosa, y es como una repetición de lo que fuiste creando. Pero el proceso inicial es súper lindo.

El modo de escribir…

Escribo varias versiones de una misma cosa. Me considero exigente y no me quedo con lo primero. De todas maneras, hay textos que vienen de una y los escribís, y quedan bien. También nada te garantiza que trabajando tres meses en el texto, después esté bueno. Me gusta atacar el mismo tema por diferentes lugares, para ver qué posibilidades me ofrecen la temática y la música. Las melodías ya de por sí te sugieren un tipo de texto. Luego uno toma la decisión de quedarse con una de las piezas.

El trabajo colectivo…

No sé si eso se traslada hacia el público. No conozco otra forma de trabajo. En los lugares donde he trabajado, he sido abierto a las opiniones y he estado dispuesto a cambiar lo que sea. El objetivo final siempre es crear un buen espectáculo. No soy de esas personas que cree que tiene la última palabra estética respecto a ese tipo de decisiones. Vos podés crear un texto súper elaborado, y en el ensayo a alguien se le ocurrió una idea brillante en un segundo, y hay que estar abierto; no solo con gente que forma parte del grupo de la murga, si no con algún vecino también. Me ha tocado recibir comentarios de vecinos que me han cambiado el rumbo de una cosa que había escrito. La murga tiene a eso dentro de su folclore; un mes y medio de ensayos abiertos donde la gente opina sobre lo que está viendo. Eso no pasa en el ámbito teatral, por ejemplo. Está bueno usar eso a favor, aunque también siento que alguien en algún momento tiene que tomar una decisión, y decir: ‘Hasta acá llegamos, vamos a poner esto’. Cuando llega ese momento, trato de decidir con coherencia.

¿Qué le está aportando Don Timoteo a tu carrera artística?

Don Timoteo tiene una frescura impresionante en su plantel. Salvo los más veteranos, que somos nosotros, Pitufo, Marcelo Pallarés, Marcel Keoroglián, Ronald Arismendi y yo. Después casi todos tienen poco más de veinte años. Está aportando esa energía joven, y ese amor por el Carnaval desde otras generaciones. Es una inyección muy buena, porque a estos carnavales los vivo de manera muy intensa, porque son como los últimos. Cuando uno se plantea salir sabe que tiene que tener una dedicación de siete u ocho meses, y como está armada la vida de uno a veces no tenés la posibilidad de meter un Carnaval en el medio, con la energía que necesita. El Carnaval es para disfrutarlo, y no para padecerlo. Nunca había salido en un grupo con una generación tan joven, y personas que podrían ser mis hijos, por ejemplo. En A Contramano, el promedio de edad estaba entre 45 y 50 años, y en otras murgas que he salido compartía con gente de mi generación.

¿Qué momentos vividos en carnaval perduran en tu retina como los más disfrutables?

Equivocadamente uno se va quedando con lo que considera más cercano a la felicidad. Pero la vida también está construida con otras cosas. Cuando pienso en el Carnaval también me gusta encontrarme con esos fracasos artísticos. Cosas que quise plasmar arriba de un escenario, y que no lograron convencer. Hubo años donde escribí cosas que no fueron bien recibidas, o no se entendieron, y me quedo con ellas también.

¿Qué es lo que más disfrutás del Carnaval?

El encuentro con la gente es muy disfrutable, sobre todo el hecho de saber que estoy formando parte de una fiesta popular. Ir a los tablados y encontrarte con la gente que está ahí, con la familia, con los niños, etc. Ese es el Carnaval. Después pasan otras cosas como el concurso, el Teatro de Verano, el periodismo de Carnaval, los medios de comunicación, los hinchas, los comentarios, y todo eso del Carnaval que no me molesta porque me parece que es parte del gran juego que se está planteando.

¿En qué medida el carnaval se ha enriquecido y qué cosas ha perdido?

Ha ido perdiendo frescura e ingenuidad. Antes había eso en las propuestas, y ahora no lo hay. Ahora está más presente el intelecto. Siempre está la intuición de los artistas que la crean. Aunque siento que ahora hay como una vuelta a las raíces, y que la gente está empezando a reírse de cosas ingenuas. Cuando era un niño, la gente se reía porque veía al vecino de peluca haciendo un cuplé. No importaba ni lo que estaba cantando. Eso no se puede perder. El Carnaval atravesó por un proceso oscuro con la dictadura, y a partir de ahí se pegoteó un discurso más ideológico. Creo que la murga recién está saliendo de ese decir, y se ha vuelto a la poesía y a un decir más liviano.

¿Hay algo que aún tengas en el tintero?

Siempre sueño con espectáculo que tengan otras betas. Que pueda haber músicos y coros multitudinarios. Pero eso estaría fuera del Carnaval. Por más que el género de murga es abierto y libre, el concurso cuida que el género no se mueva. Entonces no se puede hacer mucho más de lo que se hace, y a veces se hace mucho menos de lo que se puede. Se repiten recetas y modelos que funcionan. Por eso se nota cuando una murga viene y patea el tablero, aunque tiene un costo que es que seguramente le va a ir mal en el concurso. Deberíamos estar agradecidos a las murgas que arriesgan, porque de esas murgas se alimentan otras que van a hacer cosas nuevas, Si no es un aburrimiento ver quince modelitos de lo mismo. Me gustaría participar de un proyecto que patee el tablero en algún momento.

La influencia del concurso…

Si no hubiese un reglamento o un concurso, estaríamos hablando de otra cosa. Porque el concurso tiene que ver mucho con la vida institucional de una murga. Si una murga gana, va más allá de un trofeo. Esa murga al otro año trabaja más, y la gente que está dentro de ese grupo tiene más trabajo. Se abren puertas para viajar a otros lugares. Puede ser que haya gente a la que lo único que le importa es ganar, pero ganar trae aparejadas otras cosas que son importantes para gente que viene remándola con un proyecto. Si te ponés a pensar en grupos que vienen remando quince o veinte años con un proyecto, y un día ganan, seguro lo que les costaba un montón, empieza a costarles menos. Pasan a tener más sponsors, y en vez de hacer 50 tablados, hacen 120. Ganar te devuelve otras cosas, te arrima, público, y como artista tenés la posibilidad de cantar para más gente, y eso está bueno porque vos querés que la gente escuche lo que estás proponiendo. Yo te podría decir: ‘No debería haber concurso’, pero concurso hay en todos lados. En cine hay premios para determinados actores y no para otros, y en el teatro y la música pasa lo mismo.

Si Don Timoteo fuera una foto, ¿qué habría en ella?

Habría algo que simbolice alegría. Cada noche es una fiesta, y ha sido así todo el proceso. Hay un grupo divino. El objetivo es claro, y es salir a hacer el espectáculo.

Posted in Cultura, Noticias0 Comments

MOMO TODO EL AÑO

Cayó la Cabra: ‘Barato’

 

Escribe: Nicolás Oroño

 

“Lo barato sale caro”, dice el dicho, y bien podría aplicarse a la exigencia que supone para Cayó la Cabra concebir un espectáculo desde cero, abriéndose a la posibilidad de aportarle dotes distintos a su producto artístico a través de la experiencia de trabajar con gente nueva año tras año.

 

‘Barato’ es la propuesta a la que dan vida en este Carnaval 2017, recorriendo en su libreto a los entretelones de la economía y el sistema capitalista como su referente, con un salpicón que contempla a los prejuicios como un razonamiento barato, y un cuplé que desnuda cómo se ha abaratado el lenguaje que utilizamos. Se plantean estímulos novedosos en cuanto a lo visual y musical, los que terminan por revelar que el concepto del contenido está latente a lo largo de los cuarenta y cinco minutos. Para dialogar sobre diversos temas, Emiliano Belmudes, uno de los letristas e integrante de la cuerda de primos, tomó el protagonismo en una charla muy amena con MOMO TODO EL AÑO.

 

¿Cómo se vivió el proceso creativo de ‘Barato?

“’Barato’ era un nombre que ya estaba de otros años. El año pasado estuvo, y el anterior también, perdió con ‘Relajo y Natural’. Este año al querer tocar temas como la economía, por ejemplo, ese nombre le sentaba bien al contenido que teníamos. Luego empezamos a desarrollar todos los contenidos. Los gurises se juntaron con un economista en julio para poder entender un poco el concepto de ‘Barato’, y para poder hacer el cuplé de la economía que es el último antes de la canción final. Él nos orientó mucho, y capaz que de lo que nos dijo, no apareció casi nada en el libreto, pero detrás de lo que decimos en escena están todos sus conceptos. Para el salpicón tomamos en cuenta cosas que él escribió en el semanario Brecha, también. Hubo un momento de investigación que estuvo bueno. Luego el proceso tuvo una parte bastante importante que fue en la que se sumaron Nacho (Ignacio Salgado), Matías y Joaquín (De León), de la murga Háganse Cargo. Aportaron mucho desde su lugar. Escribieron un montón de cosas, que nosotros se las destruimos, y las construimos de vuelta, y ellos construyeron otras cosas. En definitiva, formaron parte del trabajo de crear. Eso surgió porque algunos integrantes de la murga fuimos a ver etapas del Encuentro de Murga Joven, y se nos ocurrió poder plantearle a alguien de la movida para participar del armado de los textos”.

 

Los textos

“Nosotros trabajamos los textos con una comisión. En la última reunión que hicimos éramos como diez personas en la casa del Pelusa (Lucas Pintos). Camilo (Fernández) y Martín (Mazella), son los que llevan todo al papel. Después Lucas integra el grupo creativo junto con los hermanos Gastón y Christian Tróccoli, Andrés Etcheverry y yo. No tenemos una fórmula para escribir. Este año hay muchas músicas que son inéditas de Pablo Porciúncula, y después Camilo y Martín escribían arriba de eso. Tratamos de dar mucha información, y eso hace que a veces la métrica se modifique”.

 

¿Qué motiva a la murga a abrir la cancha año a año, y trabajar con gente diferente?

“Desde que entré a la murga, allá por el 2008, siempre fuimos de laburar mucho. Siempre estuvo la inquietud de que viniera alguien distinto a trabajar la puesta en escena. Al primer ensayo que fui, nos hicieron caminar como monos por todo el salón, porque ese año hacíamos ‘La Evolución’, participando del Encuentro de Murga Joven. Yo pensaba: ‘¡Estos tipos están locos!’. En el 2010 trajimos a Tabaré Aguiar para que hiciera los arreglos. Ya estando en Carnaval intentamos hacer unos talleres de canto con Tití Percovich. No sé si existe un punto de inflexión, si no que todo esto tiene que ver con el proceso de la murga. Haber cantado con El Alemán (Gerardo Dorado), Alejandro Balbis, Pitufo (Edú Lombardo), que haya estado Pinocho (Pablo Routin), y el Toto (Daniel Zeleniec), Pablo Riquero, Pablo Porciúncula, Coco (Alberto) Rivero, es increíble. Es mucha gente a la que siempre íbamos a ver, y de repente los tuvimos o tenemos trabajando con nosotros. Laburando a la par, y en los festivales atendiendo la barra, como lo hizo el Coco este año (risas). Es tremendo premio, porque hay gente que puede salir o colaborar en otro lado, y ganar mucho más dinero, decide venir a compartir con la murga”.

 

La exigencia

“La exigencia parte antes que nada desde nosotros, antes de empezar a ensayar. Volver a reinventarnos para disfrutar de un proceso que es muy largo. Intentamos hacer un espectáculo que nos permita disfrutar de todo ese camino. La exigencia de la gente está buenísima, porque no es más que cariño y empatía por la murga. No podemos renegar eso, hay que asumirlo y disfrutarlo”.

 

¿Qué es lo que más disfrutan de la fiesta de Momo?

“El jueves fue un día muy disfrutable, por ejemplo. Desde que arranca el día empiezan los mensajes. Siempre reniego el celular, pero cuando vienen estas fechas está bueno porque recibís saludos de todo el mundo. Todo es muy disfrutable, la noche en el Teatro, la actuación, y el después, juntarse en el club con un montón de gente, bailar, etc. Es todo una celebración. Esa noche el Boston River era un carnaval. Había bombitas de colores, banderines, una banda tocando en vivo, y la gente unida porque no había barandas. Carne cocinándose en el fuego y bebidas alcohólicas. Yo creo que si nos remontamos al concepto de carnaval, eso es lo más parecido. Disfrutamos mucho de los ensayos también, con esa especie de amor y odio que tiene el proceso, pero que en realidad es todo amor. Para mí no tiene nada que ver a lo que estoy acostumbrado que sea un trabajo. La vorágine de hacer tablados es divina. La bañadera, armar rápido, salir hacia otro lugar. Sobre todo es hermoso ir a los escenarios en donde el público no sabe si sos murga, revista o parodista, y lo disfruta igual. Eso es lo mejor”.

 

El proyecto más largo

“Ocupa gran parte de mi vida. Es el proyecto más largo en el cual me he encaminado. Más largo que la escuela y el liceo (risas). Es un lugar en donde estoy con mis amigos, y tuve la suerte de traer a la murga a un amigo como Andrés Etcheverry, que lo conozco desde que tengo memoria. En 2013 se sumó a la murga, y es muy especial porque nos criamos juntos. Además, no todo el mundo tiene 45 minutos para decir lo que quiere decir desde arriba de un escenario, y para un montón de gente. Es un privilegio. Siempre bromeamos con que todos los días nos tendríamos que levantar y agradecerle a Cayó la Cabra por lo que nos ha brindado. Conocimos a un montón de amigos, y hasta a nuestras parejas las conocimos haciendo murga, o en un festival, o en una gira. Básicamente es nuestra vida”.

 

Cayó la Cabra en el escenario.

Cayó la Cabra en el escenario.

Posted in Cultura, De Interés0 Comments

Con Gustavo Fernández, referente de la comparsa Nación Zumbalelé

Nación Zumbalelé se vino desde Salinas a desfilar al corso de la ciudad de Canelones. Sus integrantes no sabían que el evento iba a tener una instancia de premiación. De hecho, se enteraron cuando fueron seleccionados como mejor comparsa del desfile.

 wNacion1

La comparsa es una parte de un todo más grande: una cooperativa cultural que funciona todo el año y que busca compartir el conocimiento de las comunidades candomberas. Como última entrega, pero no menos importante, de la serie de entrevistas con los ganadores del desfile inaugural de Carnaval canario, HOY CANELONES charló con Gustavo Fernández, referente de Nación Zumbalelé.

Más confianza

Fernández explicó que el galardón aumentó mucho la autoestima del grupo, además de que los tomó por sorpresa. “Como en Canelones el premio máximo es en las Llamadas de Ciudad de la Costa, pensábamos que el desfile concursal era solo allí”, indicó. La comparsa cumple quince años y este premio es un buen regalo. “Nos sentimos como una adolescente en plena fiesta”, bromeó el referente de la comparsa.

Tras esta década y media de existencia, la comparsa ha pasado por un proceso de maduración, tanto en el nivel artístico como humano. “En todos los procesos colectivos existen diferencias. Distintas personalidades, personas que son hábiles para una cosa, otras para otra, gente que se va, vuelve, el tiempo como un factor determinante, etc. Todo es parte de un proceso que va madurando. Hoy en día hay un núcleo muy claro, y gente que va llegando e instalándose en el grupo. Así seguimos caminando”, sostuvo el referente de la comparsa.

 wNacion2

Compartir conocimientos

Nación Zumbalelé también es el nombre que lleva la cooperativa de la que la comparsa forma parte. La cooperativa trata al candombe como cultura patrimonial, desde diversos planos. “Llevamos cuatro años trabajando en la educación formal, tres en liceos públicos y uno en la escuela pública. Tenemos también otros proyectos pilotos, como es el caso de la construcción de tambores, pero estamos más interesados en trasmitir el conocimiento del desarrollo de las comunidades candomberas que en la producción de instrumentos”, manifestó Fernández. Agregó que priorizan también investigar las tecnologías del tambor, cómo está construido y la relación de la construcción con la tradición.

La comparsa tiene su sede en la bajada principal de Salinas (avenida Julieta y Obelisco). Comenzaron como una fábrica de tambores hasta que decidieron salir y formar parte los carnavales canarios. Tienen la particularidad de que sus trajes están hechos con material reciclable, como compromiso con el medio ambiente.

 Participarán en los desfiles de Soca, Pando y Lagomar, además de las Llamadas de Ciudad de la Costa y de un desfile de llamadas en Salinas, autogestionado por la cooperativa y comparsas y vecinos del balnearios. “Ha habido una explosión muy grande de candombe en Salinas, a tal punto que somos seis agrupaciones en el balneario”, finalizó diciendo Fernández.

Fernando Guerrero

Posted in Cultura, Noticias0 Comments

Con Maicol Vadone, responsable de Imperio Canario

Con Eduardo ‘Gordo’ Vadone a la cabeza, Imperio Canario supo deslumbrar en los carnavales canarios desde la década del ochenta hasta principios de los años 2000, en la etapa que los integrantes de la escuela recuerdan como ‘época dorada’. Dejaron de salir por la muerte de su fundador pero volvieron con fuerza y teniendo a Vadone siempre presente.

 0w4Imperio

Luego de más de quince años sin salir, la reconocida escuela de samba retomó la escena carnavalera allá por el año 2015. La escuela empezó de cero a comprarse sus instrumentos y su vestimenta. Lograron salir en el Carnaval 2016 y se reforzaron cada vez más, hasta tener equipamiento propio. Este año estuvieron en el desfile de la ciudad de Canelones, abrirán y cerrarán el tablado que lleva el nombre de su fundador, y están por confirmar la presencia en varios desfiles del departamento. HOY CANELONES conversó sobre este resurgir y sobre lo que vendrá para la escuela con Maicol Vadone, responsable de Imperio Canario.

¿Cómo se les ocurrió volver?

Empezamos a partir del escenario popular que lleva el nombre de Eduardo ‘Gordo’ Vadone. Cuando el grupo de organizadores habla con nosotros para que le diéramos el ‘Ok’ del nombre, nos dicen: “¿Qué les parece juntar unos cuantos de Imperio Canario?” Esos ‘unos cuantos’ resultaron ser cuarenta personas. En 2016, con vistas a que el tablado se hiciera de vuelta, nos juntamos de nuevo y decidimos salir en el desfile de Carnaval. Desde que los organizadores nos dieron el puntapié inicial no hemos parado porque, como decimos los uruguayos, ‘todo el año es Carnaval’.

¿Costó volver a empezar?

Fue todo un desafío. Hacía más de quince años que Imperio Canario no salía y al principio no teníamos instrumentos. Éramos cuarenta personas y quedaban pocos instrumentos de algún integrante. El año pasado, la Escuela Samba Canaria nos prestó los suyos porque no salieron en Carnaval ese año. Durante 2016 hicimos varias actividades para recaudar fondos, fuimos a la feria a tocar, pusimos pegotines a la venta, hicimos cazuelas de mondongo y fuimos reflotando. Este año tenemos instrumentos nuestros, vestimenta y un portabanderas.

¿Todos los integrantes actuales estaban en la vieja época?

EL 70% son de la época dorada, como le llamamos nosotros; después están también los hijos de los integrantes. Es muy familiar lo que hacemos, por el hecho de formar un buen equipo y de que no haya problemas en los lugares donde vayamos

Siguen con la tradición de algunas cosas que exceden el Carnaval, como repartir caramelos en Navidad…

Sí. Siempre decimos en el grupo “al pueblo lo que es del pueblo”. Imperio Canario es del pueblo, el Gordo era del pueblo. Le queríamos devolver esa alegría a la gente. Hicimos una gran movida de difusión y por suerte pudimos salir a repartir. Fuimos en dos camionetas, una con los integrantes tocando y otra con Papa Noel repartiendo caramelos

Fernando Guerrero

Posted in Cultura, Noticias0 Comments

Con Cristina Barboza, directora de Paraíso Carioca, mejor escola do samba del Carnaval de Canelones

La escuela de samba Paraíso Carioca obtuvo el primer premio en su categoría en el desfile Inaugural de Carnaval de Canelones. El grupo, oriundo de la ciudad de Las Piedras, salió dispuesto a divertir a su público y a contagiar la alegría de sus coloridos trajes. Siguiendo con la serie de entrevistas a los conjuntos ganadores del desfile inaugural del Carnaval local, HOY CANELONES conversó con Cristina Barboza, directora de Paraíso Carioca.

 04wParaiso

La escuela se funda en 2002 y ya desde esa época Barboza estaba a la cabeza. Luego de largos períodos de ensayo concursan en La Paz, en el año 2003, y ganan el segundo premio en su categoría. De ahí en más no pararon de salir y han logrado varias distinciones en sus quince años de vida, entre ellos el segundo puesto en el desfile de escuelas de samba, el año pasado en Atlántida. “Este año voy por el primero”, dice Barboza entre risas, pero convencida.

Sin pueblo no hay Carnaval”

La escuela recibió el premio con mucha alegría y gratitud. “Nos quedamos recontentos con el premio. Hicimos lo posible para agradar a las personas, porque sin pueblo no podría haber Carnaval”, sostuvo Barboza, que además de ser la directora es la modista del grupo. “Nos encargamos nosotros mismos de hacer los trajes, con una modista que nos ayuda para los vestidos de batería porque son los más bravos”, agregó.

Siempre se juntaron en Las Piedras, la mayoría de las veces cerca de la Criolla Oriental, por la calle Elías Regules esquina Banda Oriental; otras veces en la calle de la puerta de la casa de Barboza. Se han trasladado desde Las Piedras hasta varios lugares del departamento para mostrar su show. El domingo estuvieron por Durazno y les han llegado invitaciones para ir a San José y a Soriano. También participarán de varias instancias dentro del departamento, como el desfile concursal de Atlántida y los desfiles de 18 de Mayo, Las Piedras y Santa Lucía.

Consolidados

Barboza dirige Paraíso Carioca desde que se creó. Contó que con el tiempo el grupo ha ido mejorando. “Hemos ido evolucionando. Hoy está todo más caro, pero nos arreglamos como podemos”, indicó la directora. El conjunto tiene una formación clásica de escola do samba y cuenta con 125 integrantes, 65 en batería y el resto divididos entre bailarines, portabanderas y bahianos.

Posted in Cultura, Noticias0 Comments

Con Fabricio Irigoin, de La Cigarra, murga distinguida en el desfile inaugural de Carnaval

Treinta años de caras pintadas

 

El pasado lunes se dieron a conocer los fallos del desfile inaugural del Carnaval en la ciudad de Canelones. La murga La Cigarra, oriunda de la ciudad de Sauce, fue la ganadora en una categoría difícil, que implicaba a dos rubros históricos del Carnaval, como son los murguistas y humoristas.

 

HOY CANELONES conversó con Fabricio Irigoin, referente de la murga La Cigarra. El murguista habló del premio y de la propuesta de La Cigarra para este Carnaval.

La Cigarra se fundó en Sauce, hace treinta años. Se consolidó y resistió a épocas difíciles, hasta que tuvo un cese a principios de siglo. En 2010 resurgió con la misma fuerza que cuando se fundó. Tras juntadas para escribir en la casa del director de la murga “dónde están todos los trofeos y los trajes”, La Cigarra ha ideado espectáculos ganadores, tanto el del año pasado (primer premio del Concurso Departamental) como éste (primer premio en el desfile inaugural departamental) 

 

¿Cómo recibieron la distinción del desfile?

Nos cayó de sorpresa. Salimos al desfile a divertirnos y no esperábamos un premio. Menos en una categoría compartida.

 

¿Qué propone La Cigarra para este año?

La temática del espectáculo abarca la zona de confort y los riesgos que puede generar todo el tiempo en ella. Representamos estos riesgos a través de diferentes animales. Por ejemplo, en uno de nuestros cuplés interpretamos a ovejas en un corral, y el riesgo lo representa en un lobo. El espectáculo tiene un mensaje de crítica, más que nada a la sociedad y no tanto al Gobierno como tienen otras murgas o pudo haber tenido en otras oportunidades la nuestra. Tiene, además, unos salpicones muy sabrosos, pero el hilo conductor es la zona de confort. Le pusimos ’Treinta años de confort’, debido a que cumplimos tres décadas este año.

 

¿Fueron tres décadas ininterrumpidas?

Tuvimos algunos parates. La murga se fundó allá por el 1987, una época bastante jodida porque no hacía mucho que habíamos salido de la dictadura. Desde que se fundó hasta el año 2003, el grupo salió de corrido. Estuvo sin actividad unos años pero la tradición de juntarse en Sauce siempre estuvo. En 2010 los hijos de los fundadores la retomaron. El año pasado decidimos cambiar un poco el proyecto y sacarla como murga joven.

 

¿En qué escenarios actuarán en este carnaval?

Mañana tenemos la segunda etapa clasificatoria del carnaval de Canelones, de locales en Sauce. El sábado concursamos en Flores, y estamos a la espera de los resultados de la prueba de admisión para el carnaval de San José. Con respecto a los tablados, vamos a andar por Canelones, Sauce, Pando y la Costa de Oro.

Fernando Guerrero

 

wCigarra

La murga La Cigarra en el desfile inaugural del Carnaval en la ciudad de Canelones.

 

 

 

 

Posted in Cultura, De Interés, Noticias0 Comments

El sábado se realizó en Canelones el desfile inaugural del Carnaval departamental

Las recientemente elegidas representantes de Llamadas, Samba y Carnaval fueron las encargadas de comenzar el desfile inaugural departamental, que se desarrolló el sábado en la ciudad de Canelones.

Lubolos, murgas, escolas do samba, revistas y humoristas marcharon por la calle Treinta y Tres, desde Rivera (Calle Ancha) hasta Tomás Berreta. Entre los conjuntos presentes estuvieron Circo La Colgadera, La Macana, Tus Platis, La Mañanera y Alma Negra. Algunos de estos conjuntos fueron los ganadores del carnaval pasado, mientras que otros fueron invitados por el Municipio de Canelones.

En este fotoreportaje de HOY CANELONES, compartimos algunos momentos destacados del desfile inaugural de Carnaval en la capital departamental.

wDesfile7 wDesfile8 wDesfile5 wDesfile4 wDesfile16 wDesfile2 wDesfile1 wDesfile18 wDesfile17 wDesfile14 wDesfile13 wDesfile12 wDesfile11 wDesfile10 wDesfile9 wDesfile6

Posted in Cultura, Noticias0 Comments

MOMO TODO EL AÑO

Leonardo Pacella: “Que el pueblo se vuelva a quedar con el Carnaval”

Todos llevamos dentro de nosotros algo que nos distingue, una cualidad especial que nos identifica. El escenario no escapa a esta realidad, y cada artista refleja su propio brillo sobre él. El humor, la búsqueda de la risa, y la empatía con el público, son rasgos característicos del carnaval, y Leonardo Pacella, director, letrista y uno de los principales actores en el elenco de los humoristas Choby’s, está emparentado con cada uno de ellos.

 Escribe: Nicolás Oroño

La frescura y simpatía que lo caracterizan sobre las tablas en cada febrero, también fueron el sello durante la charla con MOMO TODO EL AÑO. Resultó una media hora muy disfrutable en los confines de su casa, mientras una tarde cálida y soleada amenizaba el momento. Entre tantas otras tareas que lo mantuvieron ocupado (escribir guiones para dos conjuntos que dieron prueba de admisión para el Carnaval 2017), se hizo un espacio para hablar sobre su vínculo con la fiesta de Momo, sus influencias a nivel artístico, el proceso creativo que atraviesa constantemente a la hora de escribir y tantos otros temas, sobre los que posó su mirada crítica.

Vínculo con el Carnaval

“De niño iba al Jardín de las Comparsas, en el Buceo. Quedaba en Avenida Italia, a una cuadra de Propios (José Batlle y Ordoñez). Iba desde que tengo uso de razón. Me pasaba de quedarme aúpa, y dormirme mirando los distintos conjuntos. Ya en la adolescencia me di cuenta que me interesaba mirar lo que había en el escenario. Me acuerdo que mis amigos jugaban, corrían, buscaban novia, y yo me sentaba a ver los espectáculos. Ahí dije, ‘Bo, yo quiero hacer eso’. A partir de ahí fue que empecé a estudiar teatro, y pantomima. No era de ir al Teatro de Verano. Recién de grande fui a ver a Momosapiens, en 1992, y me encantó. Recuerdo al Carnaval como algo muy lindo. Si serán importantes las manifestaciones populares, porque cuando era chico, si no me llevaban en la escuela a ver una obra infantil, casi que no tenía contacto con algo artístico. El Carnaval fue la primera puerta de entrada a ese mundo, como la marihuana para el drogadicto (risas). Porque para participar tenés que saber cantar, bailar, actuar o tocar algún instrumento. Incluso cuando empecé a estudiar teatro, encontré el atractivo de la lectura, porque antes no leía mucho. Por eso me encanta que exista un espacio como Carnaval de Las Promesas, porque es un tiempo que los gurises están aprovechando para abrir la cabeza, compartir con sus compañeros y generar vínculos de amistad”.

Referentes

“Me pasa de que me gusta ver las cosas por algo. Adentro de un espectáculo siempre hay cosas que están demás. O ves lo que funciona y lo que no. Entonces todo lo chusmeás para ver qué podés robar en el buen sentido. Aprendía a actuar y a hacer que salga natural algo guionado. Mis profesores son referentes. Isabel Flores en teatro, Álvaro Martínez Larrechea, que fue mi profesor de pantomima, y el Chapita, que me enseñó Clown. Después tengo referentes a la hora de escribir, porque siempre que hay que crear un espectáculo para cualquier conjunto, y se elige el tema, me gusta ver qué escribieron otros sobre ese mismo tema. Porque hay tipos muy zarpados que ya pensaron las cosas antes que yo. Y ahí vas armando tus propias conclusiones sobre el tema. Me gusta mucho cómo escribe Alejandro Dolina, y es inevitable que tenga en cuenta lo que él piensa sobre un tema determinado. Me fascina la forma de monologuear de Dady Brieva. Momosapiens, fue el conjunto que me despertó las ganas de salir en Carnaval. La mayoría de los actores de Carnaval forman parte de mis influencias. Cuando arranqué todos a estaban consagrados, entonces no tengo ese bichito de la competencia, por admirarlos tanto. Mis compañeros también son referentes. Cuando actuamos con Mauricio Suárez, codificamos igual, y nos gusta mucho el naturalismo. Jugar con un compañero arriba del escenario y lograr esa conexión, te da una sensación en el pecho que te deja contento. Disfruto mucho de actuar con todos. Con el Bicho (Julio Yuane) hace 15 años que actúo, con Fabricio (Speranza) hace mucho tiempo también. Con Charly Álvarez me divierto mucho actuando. Con Luís Alberto Carballo y Álvaro Navia me siento muy cómodo. Además son muy buena gente y no se hacen drama”.

El arte de escribir

“Me cuesta mucho porque no es algo que sea mi profesión. Empecé a hacerlo medio a los ponchazos. Siempre fui muy autodidacta, y no tengo seguridad de que rinda algo. Siempre cuando escribimos para Los Choby’s, vamos por el ‘sí’. Se tira un bolazo y vemos hasta dónde llega. Porque ha pasado muchas veces que de un bolazo, han salido cosas que nos han dado muchas satisfacciones. Aparte no nos copa mucho el anular al otro. Eso de ‘¡Pahh, mirá qué pavada dijo este!’. Eso genera que después la misma persona piense ochenta veces lo que va a decir. Todos opinamos en el conjunto. Puede pasar que escribas algo, y termines de ensayar la escena y sea una porquería, pero la probamos. A veces la corregimos, le cambiamos algunas cosas, o la eliminamos, o salió bárbara. Sobre todo, me cuesta escribir para murgas, porque para escribir guiones hablados tengo bastante práctica tanto en carnaval como en televisión. Pero escribir algo para cantarlo es un huevo. Y cuando me quedo contento con algo que hicimos, me doy cuenta que hay setenta monstruos que escribieron cosas brillantes, y es muy difícil estar a la altura”.

Leonardo Pacella, director, letrista y uno de los principales actores en el elenco de los humoristas Choby’s. Foto: El País.

Leonardo Pacella, director, letrista y uno de los principales actores en el elenco de los humoristas Choby’s. Foto: El País.

Aggiornar el ‘espíritu’

“Me encantaría que hubiera más tablados y que el pueblo se vuelva a quedar con el Carnaval. Pasa que ahora tenés un mundo de opciones como alternativa. Antes, en enero, ibas a la playa, y en febrero ibas al tablado. Hoy por hoy, al ser poquitos tablados, se pierde ese fervor de salir a la calle y aprovechar la noche mirando espectáculos. No soy muy de añorar, porque sé que el mundo cambia, pero estaría bueno poder aggiornar todo ese espíritu que había antes a estos tiempos”.

¿En qué medida la fiesta de Momo se ha enriquecido?

“Ahora hay otras oportunidades a nivel de producción. Antes, para comprar zapatos teníamos que dejar la vida, y hoy te sale doscientos pesos en el Barrio de los Judíos. Comprás al por mayor, y tenés para surtirte con zapatos de 6 u 8 colores diferentes. De todas formas, para mí lo importante es la propuesta que hay arriba del escenario. El moño y el papel satinado quedan más lindo, pero cuando la creatividad se pone en el espectáculo, la escenografía, el vestuario y las luces, empiezan a jugar a favor. Va más allá de si nos vestimos de oro o de blanco. No me parece que Zíngaros deslumbre solamente porque gasta plata. Doy este ejemplo, pero puedo mencionar a cualquier otro conjunto. Si deslumbra es porque el espectáculo también está pensado, y hay un laburo atrás. La propuesta sigue siendo lo que al público lo convence, o no”.

El proceso de Choby’s

“El conjunto ha cambiado mucho en todos estos años. Al principio era una experiencia nueva y todo se disfrutaba de otra manera. Hemos pasado noches de todo tipo y color. Los años van pasando y los gustos van cambiando. Por suerte se ha mantenido una base grande de compañeros. Algunos compañeros se pusieron de novios, los presentaron, los conocimos, quedaron embarazados, tuvieron hijos, y hoy vamos a ensayar y el ambiente es muy familiero. Cada momento en la vida tiene su encanto. En cuanto a lo artístico, lo que va quedando para atrás es lo que menos te gusta. Miro un video de Los Choby’s de hace mucho tiempo y me da un poquito de vergüenza. Hay recursos que van quedando perdidos en el tiempo. De todos modos, cada año siempre hubo alguna escenita que era divertida”.

¿Cómo viene la preparación del Carnaval 2017?

“’Chobytísima’, es la revista porteña uruguaya que es el espectáculo que vamos a presentar. Se sumaron Cacho (Pedro) Denis, que debe ser uno de mis actores preferidos en Carnaval, al que le voy a robar hasta cosas de la mochila (risas), y también va a estar Martín Prado, con el que he llegado a llorar de la risa. Además, ambos son buenas personas. Romina (Argón) no va salir, porque se está por recibir, y además necesita unas vacaciones, aunque ya estaba media amargada extrañando (risas). Se fue el Chino para Sociedad Anónima. Por suerte vivo muchos momentos lindos con mis compañeros. Uno la pasa tan bien que no se da cuenta que es trabajo”.

Posted in Cultura, De Interés0 Comments