Una recorrida por la playa de Las Brujas: pesca, camping, tranquilidad y algunas carencias

El sector preferido de los pescadores, sobre el muelle.

En el Muelle Viejo

Lejos de los balnearios mediáticos y muy concurridos, hay pequeños remansos que aguardan la llegada de turistas que, generalmente, por diversas razones, no pueden acceder a los otros. Desde hace algunos años, la zona del Río Santa Lucía a la altura de Las Brujas, en el llamado Muelle Viejo, atrae la atención de variados visitantes.

A unos cuarenta minutos de Montevideo, a unos veinte minutos de Las Piedras, a unos quince minutos de Los Cerrillos, las rutas 36, 48 y 49 confluyen en diversos puntos de Las Brujas, permitiendo la llegada al río. La zona del Muelle Viejo (con su característico muelle de piedra destruido, que permite la caminata hasta cierto punto y que oficia de lugar de preferencia de los pescadores), ha visto como, con los años, la flora acuática y de las riberas han ido cercando el espacio de playa y de camping.

El sendero de acceso al Muelle Viejo luce bastante deteriorado, con un puente de estructura inestable que presenta un pozo considerable en su centro. Sin embargo, los vehículos se aventuran por él, sobre un débil hilo de agua verdosa cercado por juncos y totorales.

La pesca, según comprobó la recorrida realizada en la pasada jornada por HOY CANELONES, no es en ese punto del río especialmente abundante, hecho que no impedía que varios pescadores dispusieran de sus implementos sobre las calmas aguas. Algunos vehículos de agua surcaban el cauce a paso cansino, mientras varios niños disfrutaban de la playa, con el agua bastante clara y con poco barro en las orillas. A unos metros del agua, varias carpas y algunos vehículos con improvisadas mallas sombras extendidas sobre la escasa vegetación, enfrentaban el sol fuerte de la media mañana.

En las cercanías del muelle y la playa no hay ningún depósito de basura, por lo que bolsas, papeles, latas y restos alimenticios se encuentran dispersos sobre la arena y en las orillas del río. A casi un kilómetro del sitio, sendero arriba, frente al único parador de la zona, descubrimos la presencia de dos contenedores.

La zona de los parrilleros y el parque, sendero arriba, luce cuidada, con buena sombra y buen espacio entre los diferentes sectores, permitiendo la comodidad de quienes llegan al lugar. La tranquilidad del sitio es incuestionable, pero quizás un mayor cuidado en el acceso al sitio, la higiene de la zona de camping y en la invasiva vegetación, redundaría en una mayor cantidad de visitas.

Texto y fotos: M.A.B.

El pozo sobre el puente de acceso al muelle viejo: peligro para los vehículos.
La zona de playa, cada vez más invadida por la flora acuática.

Fotos

1 Comentario

  1. EXPECTACULAR LUGAR QUE CONOSCO POR VIVIR MI SRA . POUPE EN ESTA LOCALIDAD NOMINADA ! LAS BRUJAS !! DIFRUTANDO CON TODA LA FLIA . LOS LUGARES QUE SE MENCIONAN Y NAVEGAR CON NUESTRA LANCHA PONELL POR EL RIO SANTA LUCIA !! TODAS LAS ISLAS — PARADOR TAJES – LA BARRA – GRACIAS POR ESTA PUBLICACION

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*