Se realizó el cierre de los Cabildos Musicales Canarios en la ciudad de Canelones

El pasado jueves, el Complejo Cultural Politeama-Teatro Atahualpa del Cioppo, se llenó de personas de todas las edades unidas por una causa: la música.

Los cabildos musicales son una propuesta de la Dirección General de Cultura del Gobierno de Canelones, que se dirigen a jóvenes que tienen entre 14 y 29 años. Para conocer más sobre el proyecto, HOY CANELONES consultó al director de Cultura Sociocomunitaria, Manuel Meléndez. “Los cabildos son talleres experimentales de música, donde los jóvenes van transitando un proceso de exploración, acercándose a diferentes instrumentos, partiendo de la creación individual a la colectiva”, sostuvo. Agregó que con la propuesta se busca “trabajar y potenciar la participación ciudadana y la articulación con la comunidad a través de la música”.

 

Espacios diversos

En el momento funcionan cabildos en Progreso, Las Piedras, Empalme Olmos, Pando, Salinas y Santa Rosa, bajo la coordinación de Diego Mutiuzabal. Sobre los distintos territorios donde funcionan los cabildos, Meléndez afirmó que cada espacio es “diverso y específico” y aclaró que lo específico se da por “la heterogeneidad de sus participantes y las dinámicas de cada territorio”.

 

Nuestra rebelión

En la noche de cierre, los cabildos presentaron propuestas musicales en las que interpretaron canciones y también propuestas creadas por ellos mismos. Cabe mencionar que los talleres son gratuitos y para participar no es necesario tener un instrumento. Tampoco se requiere experiencia, porque el intercambio permanente entre quienes conocen algo de la música y quienes no, es algo que se promueve.

Uno de los momentos más emotivos de la noche se dio cuando se presentó la canción ‘Nuestra rebelión’, creada colectivamente entre niños y adolescentes mediante los Cabildos Musicales, la Unidad de Animación Sociocultural, los Municipios de Niños y el Encuentro Adolescente del Área de Infancia y Adolescencia de la Dirección General de Desarrollo Social. La canción la estrenaron en el Mes de los Derechos y, a través de su letra, expresan el derecho a crecer sin violencia y en libertad.

Rossana Taddei y Gustavo Etchenique fueron los encargados de realizar un increíble cierre musical. Con sus palabras, Taddei expresó que la música une y despierta corazones.

E.R.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*