Se realizó una marcha contra el sistema de chipeo para perros en la ciudad de Canelones

El momento de la lectura de la proclama en la Plaza 18 de Julio.

Canes embanderados

 Diferentes organizaciones sociales se congregaron en la noche del pasado miércoles en la Plaza 18 de Julio, de la ciudad de Canelones. El motivo era manifestarse en contra de la obligatoriedad del sistema de chipeo para perros que empezó a regir el 1° de octubre.

 A pocos metros del Monumento a la Bandera, referentes de la Asociación de Cazadores del Uruguay y de la Protectora de Animales de la ciudad de Canelones leyeron una proclama que rechazaba totalmente la colocación de chips en caninos. Entre otras razones, argumentaban que el circuito integrado no le daba ningún beneficio al perro ni a su dueño, que tenía el mismo fin que la patente, medida ya existente, y que era un impuesto más para la población.

Según explicó la integrante de la protectora de la ciudad de Canelones, María del Carmen Massere, a HOY CANELONES, el chip no soluciona los problemas que el país tiene respecto a la población canina. Para ella, el camino debe ser el de las castraciones. “Lo que se necesita es aplicar la ley correctamente, sancionar al ciudadano que maltrata y no opera a sus mascotas”, enfatizó.

 Cuestionamientos

El costo del chipeo oscila entre los 424 a 514 pesos. Para la protectora, la obligatoriedad provocará el abandono de canes por parte de los dueños que no puedan pagar, generando una nueva tarea para las organizaciones que rescatan perros callejeros. “Me pregunto cuál es la finalidad del chip cuando hay cientos de perros abandonados en el país”, indagó la entrevistada. “Creo que solo pagarán los que tengan una buena situación económica y sus perros estén en buenas condiciones”, añadió.

La presencia de las afueras de la capital departamental fue notoria en la marcha del miércoles. Concurrió gente de Los Cerrillos, Santa Lucía y de diversos puntos de la Costa de Oro, entre otras localidades canarias. Antes de la concentración, se realizó una marcha que partió de la zona de la Represa Canelón Grande y llegó a bocinazos y banderas hasta la Plaza 18 de Julio. Según Messere, esta no será la única manifestación que las organizaciones hagan en contra del chipeo.

 Trayectoria

Messere sostuvo que los “problemas medulares” que Uruguay tiene con respecto a la tenencia responsable no se solucionan con el chip. “Lo central es la operación y el control de los ciudadanos que maltratan a sus mascotas”, dijo. La protectora trabaja desde hace quince años en la ciudad de Canelones. En su trayectoria han realizado 14.000 operaciones. “También damos en adopción, rescatamos y curamos mascotas. Lo hacemos desde una perspectiva integral”, indicó la referente de la protectora. 

La protectora de Canelones trabaja en contacto con otras organizaciones del departamento y con su par local, Patitas Canarias. Ha participado de castraciones junto a Zoonosis y el Gobierno departamental y está de acuerdo con ese tipo de jornadas, pero considera que son limitadas. “Las operaciones tienen que tener una mayor masividad, gratis o con un costo mínimo. Además, el ciudadano debe estar obligado a operar”, destacó Messere.

El chip se enmarca en el Plan Nacional de Gestión Canina de la COTRYBA, que incluye un registro obligatorio de todos los perros del país. La obligatoriedad comenzó el 1 de octubre, pero la fiscalización regirá en enero de 2018.

Fernando Guerrero

La integrante de la protectora de la ciudad de Canelones, María del Carmen Massere, haciendo uso de la palabra.

 

 

 

 

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*