Intendencia y Asamblea por el Agua se reunieron para discutir Plan de Ordenamiento Territorial

El colectivo santalucense Asamblea por el Agua se sumó a las mesas de diálogo convocadas por la Intendencia de Canelones hacia un plan de Ordenamiento Territorial. Como primera instancia, Asamblea por el Agua se reunió con integrantes de la Agencia de Desarrollo Rural de la Intendencia, el sábado pasado en el Espacio Carlos Alfredo, de la ciudad de Santa Lucía.

La reunión fue a puertas abiertas. Se trató de una instancia informativa, donde cada parte dio a conocer su posición con respecto a la cuenca del Río Santa Lucía. Minutos antes de empezar, HOY CANELONES habló con Carlos Dárdano, representante de Asamblea por el Agua, y con Marcel Achkar, investigador de la Facultad de Ciencias de la Universidad de la República, quien junto a un equipo multidisciplinario estudia la cuenca santalucense desde hace quince años.

Primera conquista

La iniciativa de reunirse en el Espacio Carlos Alfredo vino por parte de Asamblea por el Agua. “Creemos que la discusión es una primera conquista de la lucha social, que se manifestó en contra de las incoherencias y la incompatibilidad entre los modelo productivos en Canelones”, dijo Carlos Dárdano. Agregó que la Intendencia podría haber tomado decisiones de antemano, pero que sin una discusión previa las medidas no tendrían tanta solidez.

El colectivo cree que para mejorar la calidad del agua y de los suelos de la cuenca se debe tratar el tema con profundidad. “La realidad de la cuenca del Río Santa Lucía, principal productora de alimentos y de agua del país, es catastrófica. Las situaciones tendrán que ser acordes. El dinero que OSE va a destinar en Aguas Corrientes, pro ejemplo, servirá solo como parche si no se actúa de raíz”, sostuvo el representante de Asamblea por el Agua.

Según Dárdano, el objetivo de esta primera mesa de diálogo entre Asamblea pro el Agua y Desarrollo Rural fue generar una instancia de intercambio con la comunidad, para que se conozca el proceso de la Intendencia y el de la Facultad de Ciencias. A largo plazo, el colectivo cree que el ordenamiento deberá tratarse por cuencas y abarcar a todos los afluentes y los ríos del país. “El diálogo es un primer paso, puede sentar un precedente político para que el resto de las intendencias involucradas en la cuenca sigan su marcha”, precisó el referente del colectivo.

Marcel Achkar, investigador de la Facultad de Ciencias de la Universidad de la República, dirigiéndose a los presentes.

Bomba de tiempo

Hace quince años, Marcel Achkar, junto a un equipo de la Facultad de Ciencias, comenzaba a estudiar la realidad de la cuenca santalucense partiendo de un supuesto claro: territorios sanos producen agua de buena calidad. “Tratamos de marcar que si la intensificación en el uso del suelo continúa, la calidad del agua se altera. Esto repercute en los procesos de potabilización del agua”, explicó Achkar. Los investigadores analizan el uso del suelo y sus alteraciones. Estudian, además, las fuentes de contaminación, como residuos de agrotóxicos y basura del localidades urbanas y aportes de nutrientes.

Para Achkar, la calidad del agua se degrada año a año en la cuenca, debido a que el uso del suelo se intensifica. “Se dan procesos acumulativos pero todavía estamos a tiempo de resolver los problemas”, indicó el investigador. Agregó que las medidas cautelares son efectivas, pero el problema está en que la aplicación de estas es muy lenta. “La cuenca se degrada y el proceso de intensificación de uso del suelo aumenta. Si no se aceleran los tiempos en la planificación, es probable que por muchos años sigamos con problemas. Intensificar las medidas cautelares con el Plan de Ordenamiento sería una política muy eficaz”, dijo.

A la escucha

Los exponentes del Gobierno de Canelones fueron Matías Carámbula, director de Desarrollo Rural; Sergio Ashfield, director general de Secretaría y Planificación; Miguel Sanguinetti, edil departamental, y María iglesias, arquitecta del Plan Territorial. El plan se encuentra en una primera etapa, donde la Intendencia busca dialogar con los actores involucrados en el suelo y el agua del departamento, ya sean productores, organizaciones sociales o instituciones públicas.

Según el documento de presentación, las premisas del plan se enfocan en “conducir un proceso integrado y sostenible de desarrollo en los territorios rurales del departamento, promover la conservación de la diversidad biológica y la utilización sostenible de los recursos naturales, e identificar las diferentes formas de habitar el suelo rural canario”.

Fernando Guerrero

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*