Informe especial: Opiniones locales acerca de la discusión sobre la vigencia de las jineteadas

La muerte de un equino en plena Criolla del Prado reavivó el debate. Varias agrupaciones se manifestaron el fin de semana en contra de las jineteadas, mientras que en las fiestas criollas, jinetes y payadores mostraban sus argumentos a favor de la actividad ecuestre más cuestionada.

w1

HOY CANELONES realizó un testeo sobre el tema a través de las opiniones de actores vinculados al trato animal, tales como veterinarios, protectoras de animales y propietarios de caballos. Habló, además, con los organizadores de la fiesta criolla local, realizada el pasado fin de semana, quienes dieron su campana sobre el tema.

 

Diferentes

A pesar de que las opiniones sean diferentes, los entrevistados coincidieron en conservar la tradición. Esteban Vieta, propietario de la Equinoterapia ‘La Milagrosa’, dijo que las criollas están “netamente arraigadas en la historia del Uruguay” y que no cree que las jineteadas estén ligadas al maltrato animal. Contó, además, que en su caso particular, el vínculo con los equinos lo tiene mucho antes de fundar ‘La Milagrosa’. Desde niño, se crió con los caballos de su abuelo en un campo de Sauce.

Eugenia Saffores, referente de la protectora Patitas Canarias, de la ciudad de Canelones, y estudiante de Veterinaria, sostuvo, por su parte, que la protectora no cree que en pleno siglo XXI deban continuar las jineteadas. “Se deben buscar alternativas para conservar la tradición sin recurrir al maltrato. Previo a las criollas, el equino ya está domesticado. Para que se ponga más salvaje, en el momento de la jineteada, se lo somete a un nivel de estrés innecesario”, dijo.

 

Al matadero

La subcomisión de Gauchos de la Criolla ‘Tradición Oriental’, organizadora de las criollas del fin de Semana de Turismo en la ciudad de Canelones, también se manifestó sobre el tema. “Uruguay es un país con una fuerte presencia de caballos y, en la actualidad, se utilizan más que nada para las jineteadas y los raid. Si se prohíben, los equinos van a terminar como el ganado vacuno, criándose para el matadero”, argumentó Mauricio Prego, integrante de la subcomisión de Gauchos de la Criolla.

Prego reconoció que es cierto que en algunas jineteadas no se da el trato que los caballos se merecen, pero esto pasa en situaciones puntuales. “Al animal no se lo maltrata, no se le generan heridas. Con el rebenque, se fantasea más que lo que se pega”, agregó.

 

Otro foco

Tanto Esteban Vieta como Raúl Pérez, integrante de la protectora ‘Callejeros y Orejanos Sauceños’, coincidieron en que existe otra problemática que involucra al maltrato con los equinos: el uso de caballos en carros recolectores. Para ambos, dicho accionar debe ser regulado. “Estamos en desacuerdo, por ejemplo, con los carros de Montevideo que utilizan caballos. El Estado debería haber sustituido hace tiempo los caballos por vehículos, como los triciclos que se aplican en otros países”, manifestó Pérez.

En cuanto a la discusión sobre las criollas, dijo que hay matices pero que la protectora no está de acuerdo en los espectáculos como las jineteadas, en los que se utilizan al caballo para generar dinero. “Las domas y las jineteadas son dos conceptos diferentes. En las antiguas domas se agarraba a un caballo salvaje y el gaucho lo domaba. La jineteada es un espectáculo circense donde se utiliza al animal para generar un rédito económico”, opinó Pérez.

Movilización en la Rural del Prado

Tal como informáramos en la pasada edición, un centenar de activistas reclamaron la erradicación definitiva de las jineteadas en la Rural del Prado.

 

La movilización se desarrolló en la puerta de la Rural del Prado, bajo la consigna ‘Uruguay no soporta más violencia’. En su proclama, los activistas recordaron la muerte del caballo ocurrida el martes pasado y aseguraron que “año a año cientos de caballos son violentados en nombre de la cultura y las tradiciones”. La proclama reivindica la existencia de la Semana Criolla como “una fiesta en la que se deben rescatar nuestras mejores tradiciones” y aclara que la movilización está “lejos de plantear una lucha de la ciudad contra el campo”.

Agregan que “CAJU reconoce la importancia de la figura del gaucho en el transcurso de la historia del Uruguay, destacando la riqueza de sus tradiciones y la necesidad de legitimar aquellas que contribuyan a una sociedad empática y justa”. Sin embargo, cuestiona aquellas tradiciones que “implican ejercer la violencia hacia cualquier otro ser”, explicitando su rechazo a “la existencia de las jineteadas como espectáculo y parte de nuestro entretenimiento”.

 

La ley

En Uruguay existe una ley que protege la vida y el bienestar de los animales Se trata de la Ley Nº 18.471, del 27 de marzo de 2009, designada, justamente, ‘Ley de Protección de Animales’.

Dicha ley tiene por finalidad proteger a los animales en su vida y bienestar. La Ley establece medidas de protección, como ser:

-La prohibición de cazar, capturar o sacrificar animales silvestres o salvajes y de especies protegidas por ley.

-Sólo la autoridad competente autorizará la caza, en las temporadas destinadas a la misma, mediante permiso de caza.

-El transporte y sacrificio de animales destinados a la industria alimenticia debe realizarse mediante procedimientos que no les ocasionen sufrimiento innecesario.

-El sacrificio de animales no destinados a la alimentación, a actividades productivas o a ritos religiosos sólo podrá realizarse: con supervisión de médico veterinario para poner fin a sufrimientos producidos por vejez extrema, lesión grave o enfermedad incurable; para defensa propia o de otra persona.

F.G.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*